A votar

DSC_0307Hoy votamos para elegir concejales y diputados autonómicos (no en todas las comunidades). ¿Quién ganará?¿Ganarán todos y no perderá ninguno porque la victoria tiene muchos padres y la derrota siempre camina huérfana? ¿Si algún partido sufre un descalabro, dimitirán sus prohombres? ¿Queremos que esto cambien para que toda permanezca igual?¿Cómo limpiar la política si desde La Restauración todo sigue igual? ¿Alguna vez han leído las duras palabras que Galdós dedicaba a nuestros políticos?

Decían los romanos que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen, y no hablaban en vano. Cuando un pueblo se conduce con poca ciencia y un nivel cultural muy justo, el resultado es el que es. No se puede pedir más. Sólo cuando una nación atesora años de cultura, de sentido común, el país se termina alejando de la barbarie y el egoísmo para abrazar el bien común como la más exitosa renta. He ahí el éxito de sociedades que, aún cometiendo errores y sufriendo desigualdades, brillan por sus logros en los campos de la ciencia, de la cultura, naciones que son capaces de ofrecer lo mejor a sus ciudadanos y durante muchos años.

Alguien se ha preguntado cómo fundir en un voto tanto asco, tanto odio y tanta insatisfacción. Sin caer en el vicio fácil de practicar el victimismo y culpar a terceros de nuestros males, todo reside en saber votar. Sin conocer el significado último de lo que significa votar, nada se conseguirá. El miedo al cambio es algo natural y consustancial con el hombre, pero empecinarse en seguir caminando las mismas sendas y caminos que nos han conducido a donde ahora estamos, no nos sacaran de dicho lugar . A veces, las circunstancias nos exigen superarnos a nosotros mismos como medio eficaz para seguir avanzando. Cayó el antiguo Régimen, cayo La Restauración, la segunda República también fue barrida por la historia, al igual que el franquismo. Parece natural que el bipartidismo que tanto ha aportado a España, pero que, como todo, no ha sabido adaptarse a las nuevas realidades, también será arrinconado  para dejar paso a un nuevo sistema político con el que nos conduciremos los próximos años. Miren, apelar a la Transición está muy bien, pero para la gente que tiene menos de 35 años suena a cuento chino y a historia de viejos. Y en efecto, así es. Cada generación (sobre 30 años), entiende el mundo de una manera y de dicha forma quiere conducirse. ¿Había en los años setenta móviles, internet, portátiles y otros avances tecnológicos que han modificado nuestro modo de relacionarnos y de trabajar? Pues a los manejos políticos les ocurre igual, o evolucionan o mueren.

Buena suerte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s