FUTURO?

Aquí me tienen ustedes de nuevo.

Este año, fruto de la casualidad o no, se nos ofrece un carrusel de elecciones a todos los niveles. Mediante dicho derecho al voto, los españoles podrán enterrar el sistema de dos partidos que nos gobiernan desde hace casi cuarenta años o sostenerle por más tiempo. ¿Qué es mejor?

No es sencillo contestar a dicha pregunta, pero una máxima dice que si se quiere cambiar el resultado hay que cambiar las variables. Es decir, si queremos que la corrupción, los niveles tan tercermundistas de desempleo, pobreza y desigualdad varíen y mejoren, se ha de cambiar dichas opciones de gobierno. Pero, ¿sería entonces suficiente con un cambio de personas y no de partidos, cómo sucede en otros paises con partidos antiguos y políticos continuamente renovados?¿Sería entonces mejor dar el voto a nuevos partidos, con, en teoría, nuevas maneras, menos viciadas?

Si ahora en España, la desafección hacia los dos grandes partidos es tan acusada, no es sino por el alejamiento de estos respecto de las necesidades de los ciudadanos. Veamos: ¿qué se ha hecho con el asunto de las preferentes?, o de otros fraudes financieros, o de todo el tráfico de influencias, corrupción.. ¿Acaso está prohibido encarcelar a un banquero, a un político de primera fila cuando se comprueba como los años pasan y no hay sentencias?

En cualquier caso, hay que ser justos y honestos y reconocer que buena parte de la culpa recae sobre los ciudadanos cuando estos, durante tanto tiempo y tantas veces, se han comportado con ausencia de conocimientos y falta de cultura, demostrando a todos, que una democracia no consiste en poder ejercer el derecho de votar, sino que dicho ejercicio se sustente en el conocimiento. ¿Acaso un médico operaría de forma satisfactoria si la ignorancia guía sus pasos, por mucho derecho que tenga a operar?

Para que la democracia en España mejore y adquiera lustre, es necesario que los españoles lean más, razonen más y abandonen la incultura. Entonces, los manejos de nuestros políticos se advertirán enseguida y nos curaremos de muchos de nuestros males. ¿Cuánto tiempo hace falta para ello? Pues una generación, la próxima, y para ello, es necesario ponernos a la obra ya, dotar a las escuelas de medios, a los institutos, para lograr una generación de españoles leídos y cultos. Sólo entonces seremos verdaderos europeos.

Miren: ¿de verdad ustedes creen qué se envían soldados a paises exóticos para  apuntalar sus democracias?, pero, ¿ustedes piensan que los politicos son gente preocupada más por lo nuestro que por lo de ellos y que se desviven por ganar para sacar a España de su secular atraso?

Si persistimos en no querer cambiar, en andar más centrados y concentrados con nuestro folklore, muchas de nuestra atávicas tradiciones y maneras, entonces, poco cambiaremos y siempre seremos y nos veran como una nación mediocre.

Demos ese salto. No resulta tan difícil hacerlo. Pero hay que querer hacerlo, porque como dijeran los clásicos, cuando un barco  navega sin rumbo, nunca tiene viento favorable.

Buena suerte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s