¿Por qué?

DSC_0780 El vértigo de las noticias, a cual peor, nos mantiene en vilo cuando no tensos. Incluso hartos de cuanto ocurre a nuestro alrededor. El color de unas tarjetas de crédito son como el de esos agujeros de los que ni la luz puede escapar: negro. Como nuestro futuro como país o nación. ¿Alguien piensa que nuestra deuda pública es pagable?¿ Quién consintió tal desmadre de gastos a tantos supuestos consejeros, quienes poco aconsejaban y si mucho gastaban? ¿Nadie supo de ello? ¿Ni siquiera el Banco de España? Es hora de cuestionarse todo, de cambiar de arriba  abajo instituciones viciadas donde abrevan demasiados que poco aportan y mucho parasitan. ¿Nadie pagará por lo que hicieron?  Da la impresión que haber arruinado al país le saldrá gratis a los culpables.

Es de sentido común afirmar que si un médico desconoce su profesión por olvido o por falta de experiencia, resulta peligroso si se le procura un bisturí. Igualmente, todos seríamos prudentes a la hora de llevar nuestro coche averiado a un taller donde los mecánicos son inexpertos, o directamente saben poco del oficio. Entonces, ¿resulta peligroso decir que si ponemos la democracia en manos de un pueblo inmaduro, el resultado es todo lo que vemos? Porque la abundancia de corrupción y desmadres también es culpa nuestra, por haber querido ocuparnos únicamente  de nuestros asuntos y no de lo público, y dichas consecuencias las estamos pagando. Por egoístas.

En estas andamos cuando nos llega el ébola de la mano de dos misioneros enfermos a quienes se repatrió por humanidad. Tiene gracia, que ellos fueran a África a llevar vida y terminaron volviendo a España trayendo consigo muerte. ¿Quién se erigió como hermano mayor de la bondad para traerles de vuelta a España, a sabiendas de nuestras evidentes carencias? ¿Se sopesaron las posibles consecuencias de un error humano?¿Acaso esta paranoia actual está calculada para ocultar la corrupción que nos pudre? Produce espanto pensar que todo se atiene a un plan maestro, que se ejecuta por pasos para evitar que el sistema se liquide y que sean otros los que accedan al poder. Una democracia viciada termina siempre en dictadura, sea esta blanda o justo lo contrario. Ya saben: por nuestra seguridad.

Desconozco el posible alcance final de esta epidemia que asola el golfo de África, y tampoco sé si se expanderá por todo el mundo. A lo mejor hay más ruido y miedo que realidad porque los de arriba, los que gobiernan de verdad,  han decidido que vivamos espantados y que la posibilidad de una supuesta pandemia les legitima para tomar decisiones draconianas contra nuestra libertad. Recuerden: siempre por nuestra seguridad, como reza el mantra de lo politicamente correcto.

¿Qué somos demasiados habitantes en mundo? Puede, pero se consigue más informando que haciendo lo contrario, salvo que oscuros intereses económicos lo eviten. Aún pensando sesudamente no consigo entender que impulsa a personas ricas a serlo más. Ser rico no es en sí algo maligno, al contrario, le puede permitir a dicha persona ser libre y hacer lo que siempre quiso y hasta practicar la bondad, palabra que ahora se sustituye por solidaridad. Si me fastidian la pobreza y las injusticias sociales, mi mejor opción para luchar contra ellas  es convertirme en rico, y luego hacer que mi dinero trabaje para paliar la pobreza. Porque es bien seguro que al morir, nuestras riquezas de poco sirven.

Seamos sinceros, ¿pagamos todo el Iva que nos corresponde, o escamoteamos lo que podemos con la excusa de que los de arriban también lo hacen? Dado que esto es bien cierto, bajemos el impuesto, volvámosle atractivo por no ser demasiado gravoso y se pagará con mayor relajo. Así deberían de ser las cosas. Y si un politico, empresario o sindicalista metido a gestor de un banco se torna corrupto, su camino es la cárcel. Y devolviendo el dinero.

Entienda usted que su mayor misión es saber votar, y si duda, infórmese. Decía Pío Baroja que abundan los que se enriquecen a costa de la ignorancia de otros. Por favor, no permita que ellos sean más listos que usted. Nuestro destino depende de nosotros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s