LA INVESTIGACIÓN

DSC_0815 España es un país, duela o no, con un nivel científico muy mediocre. Es verdad que disfrutamos de figuras relevantes, de personajes eminentes y brillantes, pero son la excepción. Lo peor de todo es que dicha situación no parece que vaya a cambiar, y si lo hace será para peor. Hay dinero para salvar bancos, o sea, su cotización, es decir, a los poderosos, pero no hay medios para mejorar nuestras universidades. Hay dinero para compensar inversiones ruinosas de grandes empresas en autopistas, alamcenes de gas, pero no para mantener el nivel de I+D. ¿Por qué nunca se ha fomentado el amor a las ciencias, a la investigación? ¿Cuántos premios nóbeles han sido concedidos a científicos españoles? Cuando uno estudia las asignaturas de ciencias, enseguida se da cuenta de cuantos pocos investigadores españoles hemo tenido y cuantos pocos adelantos o descubrimientos hemos aportado al mundo. ¿Es ese nuestro sino?

¿Qué hay que hacer para que esto cambie?

Es una pregunta de difícil contestación, pero modificando las carreras por cursos de grado poco se conseguirá. Hagamos de nuestras universidades públicas focos de saber, lugares adecuados para los mejores donde no quepan ni censura alguna ni directrices políticas, sino sólo libertad. Libertad para que las ideas surgan, crezcan y fluyan. No desdeño las privadas pero su cometido no es investigar sino ganar dinero. ¿Acaso queremos un futuro cercano donde nuestras universidades públicas no sean sino esqueletos o armatostes achatarrados? ¿Por qué no interesa que se sepa que nuestros científicos sufren cada día su creciente falta de medios? Ay, con tantas tertulias como hay ahora y ninguna expone dichos males.

Dado que la opción de que nuestros gobernantes no sean ni listos ni inteligentes no es posible, la válida nos dice que a ellos, y a los que se ubican por encima, no les interesa que un país como España sea una nación solvente a nivel científico y con reputación. Sin duda, les interesa más que seamos una nación de camareros y señoras de la limpieza, plagada de bares, de hoteles, de casas rurales y que digan en la TV nuestro gran éxito turístico. No estoy en contra de lo anterior, bienvenida sea tal riqueza, pero desengañémosnos; ser una nación con turismo de sol y playa no nos sacará de donde ahora estamos. Sería la venta de patentes, la venida de estudiantes a nuestras universidades, el desarrollo de una industria de alta tecnología y su exportación la que nos pondría a la altura de otras naciones de nuestro entorno.

Ello depende de su actitud y de la de los que nos gobiernan. ¿Les votó usted?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s