PROPUESTAS

Seguro es que todos deseamos abandonar esta situación de ruina y miseria, después de tantos años de crisis y padecimientos. También es muy cierto que nada es eterno, y esto tampoco lo será, pero es obvio que si se aplicasen adecuadas y mejores políticas, nuestros sufrimientos serían menores. Por otra parte, nosotros también hemos de aportar, no sólo esperar a que escampe o a la llegada de algún maná público. Hay que comprometerse. Y eso es aplicable al gobierno, para que eduquen con buenos ejemplos. Y se me ocurren cinco. Veamos.

1- Incremento de la ayuda social, pero no en forma de almacenes desde donde se reparte la comida, sino como en otros países, con la concesión de bonos o tarjetas, para que tales personas o familias sigan acudiendo a los centros comerciales como si nada ocurriese y no se sintiesen diferentes. ¿Cómo es posible que en España uno de cada cuatro niños malcome, o acude al colegio sin desayunar? ¿No se nos corroe el alma? Es impropio de una sociedad avanzada, ¿?, permitir tales desatinos e injusticias.

2- Incremento de la obra pública. Y no, no hablamos de reformar aceras, o construir piscinas para el verano en tal o cual pedanía. Hablamos de obras que revierten luego en beneficios: esponjar el centro de las ciudades, ¿le sirve de algo a Madrid tanto casco histórico con su chabolismo vertical? Limitemos la densidad por metro cuadrado, planifiquemos calles más anchas y con más plazas de aparcamiento, para que la gente que deseé acudir en coche tenga fácil aparcar. Así, se revitalizarán amplias zonas de las grandes ciudades; Ballesta, zonas de San Bernardo, Santa Isabel…… Y lo mismo para Barcelona, Bilbao, etc.. Sin olvidar que el tren de cercanías hay que potenciarlo por su rapidez y baja contaminación, eliminación de cruces al mismo nivel, de rotondas. Optimizar el alumbrado público para reducir su factura, etc…

3- I+D y cultura. En efecto, invirtiendo en nuestras universidades y centros de investigación con lógica y sin ideología, se conseguirá que las empresas privadas trabajen conjuntamente con aquellas para el logro de adelantos científicos, y así, venderemos más patentes, realizaremos más congresos con investigadores de todo el mundo deseosos de acudir a España para informarse. Llegarán a nuestro país jóvenes extranjeros ilusionados con nuestros avances y logros, y motivados para dar lo mejor de sí por este país que les acoge. Se publicarán más libros técnicos, exportaremos más producto elaborado, y todo ello redundará en mejoras generales. Y que decir de la cultura, potenciando las bibliotecas para que estas estén bien dotadas de medios, es decir, de libros. Sí, libros, no únicamente best-sellers, o superventas, que también, pero que pronto pasarán, sino de lecturas profundas que pueblen las mentes de idea brillantes.  Gastar más dinero en  folclore, o en cosos y toros, que en bibliotecas, sólo aporta analfabetismo y mentes cerradas. ¿Acaso es lo buscado?

4- Independencia judicial. Sin ella, poco se avanza. Eliminemos su politización, sus vicios. No es cuestión de legislar con abundancia,  sino con eficacia, Sobran leyes y se echa de menos jurisprudencia. ¿Por qué devolver un talón sin fondos resulta gratuito? La inseguridad jurídica mercantil nos resta inversiones. ¿Por qué se eternizan las suspensiones de pagos? Hablamos de la corrupción y de todos aquellos que o son aforados o son inimputables. ¿Hasta ellos no alcanza el brazo de la ley? ¿Están por encima de ella? ¿Por qué si la administración impaga nada se puede hacer? Demos solución a todo eso, y a este país arribarán industriales con ánimo de invertir, y no de especular simplemente.

5- Creación de un banco público que dote y financie, a modo de empresas de capital riesgo, las nuevas ideas de la gente, con independencia de su credo, edad y color. Sí los bancos privados, que son quienes debieran, no financian tales iniciativas por falta de garantías, y sólo se dedican a comprar deuda pública, que se potencie desde el sector público. Creemos una red de pequeñas cajas de ahorros, que cuide el dinero de sus clientes. Para ello, su gestión sería exclusivamente profesional, con ausencia de políticos, sindicalistas y voceros de todo color. 

Todas las anteriores ideas e iniciativas podrían y deberían ser matizadas, perfiladas y mejoradas por expertos. ¿Qué opinan?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s