¿Democracia?

En efecto, esa es una buena pregunta. 

Es más que posible que demasiada gente no se cuestioné el motivo de las cosas, de por qué estas suceden, ya que nada acostumbra a ser casual. Decían los griegos, aquellos sabios, Sócrates, Platón, Leucipo,…., que conviene preguntarse el porqué de las cosas, para, de esa forma, saber por donde irán y transcurrirán los acontecimientos y así no estar desprevenido. Me explicaré.

La mayoría de la gente cree vivir en un estado democrático, arropado bajo instituciones que protegen al ciudadano de abusos y que votar cada cierto tiempo en las urnas nos barniza de modernidad y nos aleja de las dictaduras y vicios pasados. En definitiva, la sociedad piensa que es dueña de su destino al elegir a sus gobernantes. Pero, la cuestión es si tal creencia es cierta o sólo es fe sin razón que la asista. Pues para desgracia nuestra, nuestro sistema se asemeja más a lo segundo que a lo creído.

No hace falta alejarse mucho en el tiempo. Ya en las últimas elecciones, un determinado partido político obtuvo una amplia mayoría  absoluta, fruto del respaldo de millones de votos, siendo cada voto una esperanza de que esta crisis amainara, remitiera y se volviera a la senda del crecimiento, olvidando tantos errores y bobadas del anterior ejecutivo. Pero resulta que, una vez alcanzado el poder se hizo justo lo contrario de lo que se dijo o se insinuó. Se subieron los impuestos, tanto directos como indirectos, se recortó en sanidad, en inversiones de cualquier tipo,en educación, con recortes de becas, cierre de centros de investigación, etc….

¿Acaso dijeron en la campaña electoral algo sobre ello? ¿Recuerdan ustedes haberlo escuchado? Entonces, si se gobierna de manera distinta a como se dijo que se iba a hacer, ¿no está el pueblo legitimado a derribar dicho gobierno y elegir a otro que no mienta, o al menos, no hurte la verdad? ¿No quedamos que  democracia significa que la soberanía reside en la sociedad? ¿Por qué el pueblo debe mantenerse como mayoría silenciosa en su casa hasta que escampe?

Miren, el fundamento primero de una sociedad es que en esta, cada ciudadano o miembro(y no miembra), de una comunidad, grande o pequeña, renuncia libremente y por su bien, a una parte razonada de sus ingresos y de su libertad. De esta manera se consigue financiar un aparato administrativo del cual nos servimos para vivir como un colectivo. Dicho aparato conforma el Estado, donde, por lógica si nosotros financiamos y sostenemos, habremos de ser nosotros quienes elijamos, sin imposición alguna, a nuestros gobernantes, y estos deberían de ser los más inteligentes y capaces de entre nosotros. Así, con el gobierno de los mejores, la sociedad avanzará, se legislará con propiedad y se aprobarán sólo las leyes justas y necesarias. Y con el dinero recaudado mediante impuestos y tasas o gravámenes proporcionados, el Estado se dotará de medios económicos para desarrollar su labor. ¿Qué labor? Pues las básicas y necesarias: justicia, educación, sanidad, seguridad, fuerzas armadas, ciencia, infraestructuras… 

Pero todo lo anterior queda viciado cuando las grandes corporaciones, mediante provisiones, depreciaciones y otros no pagan unos impuestos proporcionados, cuando las Sicavs sólo tributan al 1%, y en algunas se cuelan hasta los gastos del personal de la casa, cuando el dinero de los impuestos se utiliza para salvar unos bancos quebrados, o para mantener el patrimonio de poderosos que apostaron o calcularon mal una inversión. Para la renta disponible en España, disponer de una IVA general del 21%, es indecente, cuando sería absolutamente necesario ofrecer 8 ó 10 productos básicos, patatas, huevos, leche, agua, pañales, pan, libros,.. a un mínimo de un 4%.

Uno puede permanecer quejoso toda su vida y nada hacer. Es una opción válida que nada resuelve. También se puede uno transformar en un antisistema o antitodo y querer poner todo patas arriba mediante una revolución, lo cual sólo consigue echar a unos para poner a otros, asunto que sólo distrae pero no soluciona. La solución a nuestros males recae en saber votar, y los gobiernos son conscientes que no sabemos, y saber elegir a nuestros gobernantes. Con ello, nos inmunizaremos frente a tantos abusos y a tanta corrupción que siempre termina impunemente porque los hechos han prescrito. ¿Cuándo ustedes votaron la Constitución, se la habían leído? ¿Leyeron y entendieron que la figura del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad alguna?

En definitiva, el primer paso hemos de darle nosotros, no permitiendo que nos engañen actuando con inocencia, y cuando algo les ofrezcan, duden un segundo, y nunca se crean que los titulares nada esconden, porque detrás de cada nueva ley,  se camufla la letra pequeña.

¿De acuerdo?

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s